Saltear al contenido principal
¿Es Obligatorio Tener Contrato De Mantenimiento De Caldera?

¿Es obligatorio tener contrato de mantenimiento de caldera?

¿Es obligatorio tener contrato de mantenimiento de caldera? La respuesta breve es sí. Realizar el mantenimiento de estos equipos por parte de un técnico experto se trata de una obligación legal. Y, para cumplirla, hay que hacer un contrato. Descubre lo principal sobre éste en este artículo.

Normativa acerca del mantenimiento de la caldera

Según el Reglamento para Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE), resulta obligatoria la revisión de las calderas de gas cada dos años. Asimismo, se deben realizar verificaciones en las instalaciones de gas cada cinco años. Por otro lado, los calentadores de agua han de tener su revisión cada cinco años. Y, en el caso de las instalaciones para gas butano, la revisión toca cada cuatro años.

¿Y qué dice el reglamento acerca de las calderas que no funcionan con gas natural?

Si hablamos de marcas de calderas que funcionan con otros combustibles (diferentes al gas natural), éstas deben someterse a una revisión anual.

¿En qué consiste el mantenimiento de calderas?

Éstos son los 5 aspectos principales que se comprueban en la revisión anual de las calderas:

  • Correcto funcionamiento de las piezas más importantes de la caldera. Con especial hincapié en las relacionadas con la combustión y la seguridad.
  • Limpieza de los principales componentes de funcionamiento del interior del equipo.
  • Desmontaje, limpieza y ajuste del quemador de la instalación de gas
  • Cálculo del de monóxido de carbono contenido en el humo, así como su temperatura
  • Sustitución de las piezas que no funcionen bien.

Al acabar la revisión, el técnico nos proporcionará un informe con las operaciones que ha llevado a cabo, lo que te servirá como justificante legal de que se ha acometido el mantenimiento.

¿Quién debe realizar los servicios de mantenimiento?

El mantenimiento de la caldera únicamente puede hacerlo una empresa certificada, con técnicos sean oficiales que posean documentación legal exigida.

El contrato de mantenimiento de la caldera

Es obligatorio tener contrato de mantenimiento de caldera. Así, se corrobora que la revisión ha sido efectuada por un técnico de mantenimiento y reparación certificado. Se pueden hacer distintos tipos de contrato, de duración determinada o indeterminada.

¿Cuál es el precio del contrato anual de mantenimiento?

Puesto que la revisión anual de la caldera es obligatoria, conviene conocer cuánto vamos a pagar. El coste del contrato de mantenimiento de calderas variará en función de varios factores. Por ejemplo, la clase de aparato en cuestión o la localización de la vivienda.

Aunque, en general, las tarifas de mantenimiento oscilan entre los 60 y los 80 euros. Aunque si hay que hacer cambios o sustituciones de piezas, el precio se elevará.

¿Quién deberá encargarse del mantenimiento anual?

Normalmente, es el inquilino quien ha de llamar al profesional para realizar este mantenimiento. En el caso de una comunidad de vecinos, será el propietario o la comunidad quienes deberán ocuparse del mantenimiento de la caldera.

Consejos de última hora

Casi todos los contratos de mantenimiento preventivo anual incluyen una revisión. No obstante, si se te estropea la caldera y deben venir a arreglártela, aprovechan para hacer el mantenimiento. Así que no volverán más ese año para realizarlo otra vez.

El mantenimiento anual debe efectuarse fuera de temporada alta. Por tanto, si eres previsor, trata de hacer tu revisión en agosto o septiembre.

Normalmente, el contrato se renueva tácitamente a no ser que notifiques lo contrario. Por tanto, presta atención para no verte comprometido si no deseas continuar pagando este servicio.

Conclusión

Sí, es obligatorio tener contrato de mantenimiento de caldera. Por esa razón, esperamos que te haya sido de ayuda este artículo con claves y consejos sobre este documento y el mantenimiento de tu caldera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cuatro =

Volver arriba
¿INSTALAS O VENDES?